El taller de psicomotricidad es una actividad de prevención y detección precoz de dificultades psicomotrices.

Se realiza una vez por semana en 5 años y cada quince días en 4 años alternado dos instancias: una en sala de psicomotricidad y otra en taller de grafomotricidad.

La instancia en sala se basa en el juego, que junto con el movimiento son un medio privilegiado de expresión, creación y comunicación.

Mediante el juego el niño explora y aprehende el medio que lo rodea, habilitándolo al aprendizaje.

En la sala él puede explorar el juego sensoriomotriz (saltos, giros, hamacadas, arrastres, etc.), las construcciones y el juego simbólico (por ejemplo: de roles).

También trabajamos en relajación para el conocimiento y control corporal.

En el taller de grafomotricidad se realizan actividades gráficas, como pueden ser de coordinación óculo–motriz, de copia de figuras (trabajando aspectos perceptivo – motriz), de control del movimiento gráfico, presión y prensión del lápiz.

Se trabaja habilidad manual a través del recorte.

El taller genera en los niños un disfrute enorme.

En caso de observar algún tipo de dificultad en ésta área se citará a los papás para acordar los pasos a seguir.