Bachillerato Extra- Edad

Las personas adultas son sujetos genuinos de educación y formación a lo largo de su vida. Su educación debe estar encaminada a dar respuesta a las necesidades educativas de los ciudadanos al proporcionarles oportunidades para su desarrollo integral en los distintos aspectos de la formación básica, profesional, cultural y personal.

Destacamos de la 3ª. Conferencia Europea de Educación de Adultos (Madrid, noviembre de 1995):

 ·         “No puede haber educación y formación permanente en la comunidad local o en el trabajo sin entornos culturales que fomenten la curiosidad y el interés por aprender”.

·         La Educación permanente reside en primer lugar en el hecho de quie cada persona pueda garantizar la continuidad de su proyecto educativo: la consolidación de esta autonomía cultural del individuo es vital.”

·         La continuidad del aprendizaje solo será una realidad para todos en la medida en que todos hayan tenido, como formación  inicial una formación enriquecedora y la oportunidad de disfrutar del aprendizaje y adquirir métodos de auto-formación”.

 

En el año 2009, el Consejo de Educación Secundaria reformuló el Bachillerato para estudiantes adultos y/o jóvenes con condicionamientos laborales. “

“Esta modalidad busca garantizar a quienes hoy se ven obligados a rendir exámenes libres, las oportunidades de aprobar cursos, especialmente a aquellos imposibilitados de acceder a apoyos extra-liceo, capaces de otorgar os soportes cognoscitivos sustantivos y procedimentales imprescindibles para garantizar la calidad de los procesos de enseñanza y de aprendizaje y rendir exámenes en carácter de libre con posibilidades ciertas de aprobación.”

Nuestra institución ha implementado esta modalidad,  que desde su puesta en práctica ha generado una rica experiencia.  Los encargados de desarrollarla son Profesores con título habilitante, que establecen materiales y pautas de trabajo coordinadamente con los alumnos, así como horarios y frecuencia de actividades.  El Colegio mantiene –como es su costumbre- un fluido diálogo con alumnos y familias. Al culminar el período pactado, cada alumno rinde su examen con la tranquilidad de que ha recibido el apoyo necesario para afrontar el paso al siguiente nivel de estudio.